Tipos y Familias de acero inoxidable

hopsitales mobiliario acero inoxidable
¿Por qué los hospitales tienen mobiliario de acero inoxidable?
22 agosto, 2018
caldereria
Calderería: qué es, usos industriales y ejemplos de arquitectura
15 octubre, 2018
Show all
tipos acero inoxidable

Como bien sabéis, el acero inoxidable es un material altamente resistente a la corrosión, gracias a su composición, la cual le permite tener un bajo porcentaje en carbono. Así, añadiendo un poco más del 10% de cromo a la aleación, se forma una película de óxido de cromo que, al sufrir algún daño, se repara de forma automática en contacto con el oxígeno.

Sin embargo, existen diferentes tipos de acero inoxidable que, en función del porcentaje de cromo y de carbono, además del uso de otro tipo de componentes, les otorgan una serie de cualidades dispares entre sí.

Clasificación de los tipos de acero inoxidable

Precisamente, hoy os vamos a hablar de estos tipos de aceros inoxidables, de su composición y de sus propiedades, para saber donde pueden ser más eficaces en su uso. En total, hay 5 tipos de aceros inoxidables, ¿preparados?

Acero inoxidable martensítico

La composición básica del acero inoxidable martensítico es de cromo y carbono, conteniendo aproximadamente entre un 10,5% y un 18% de cromo, con un 1,2% de carbono, marcando los estándares mínimos de cromo y máximos de carbono que marca la propia Unión Europea para que un material se considere acero inoxidable. Gracias a su composición, se trata de un material con una resistencia moderada a la corrosión y endurecible a través de procesos términos. Esto hace que tenga una alta resistencia mecánica. También es magnético. Por el lado contrario, se trata de un acero de muy poca soldabilidad. Los aceros martensíticos más comunes son el 403, 410, 416, 420, 422, 431 y 440.

Usos del acero inoxidable martensítico

Este tipo de acero puede tener numerosos usos. Por ejemplo, el 410 es muy utilizado para multitud de componentes, gracias a su bajo coste, desde tornillos, tuercas o cubiertos, hasta partes de turbinas. Por otro lado, el 420 se utiliza para instrumentos dentales o quirúrgicos, o el 431, que se usa para flechas para bombas, cerraduras o conectores.

Acero inoxidable ferrítico

El cromo es el principal componente del acero inoxidable ferrítico. Entre el 10,5% y el 30% de todo el acero es cromo, con un bajo porcentaje de carbono (0,08%). Estas aleaciones se pueden realizar con otros componentes como aluminio, titanio o silicio. El ferrítico es un acero inoxidable que se caracteriza por su buena resistencia a la corrosión y que se endurecen por trabajo en frío, no así térmico. Además, es magnético. En la parte negativa, hay que decir que es de pobre dureza y soldabilidad. Los aceros inoxidables ferríticos más conocidos son el 405, 409, 430, 434 y el 446.

Uso del acero inoxidable ferrítico

El 430 es el acero que más uso tiene, gracias a  su ductilidad, por el cual sirve como múltiples adornos para muebles y decoración de interiores. También está presente en molduras y aparatos científicos. Mientras, el 409, por ejemplo, también tiene altas cualidades estéticas, por lo que es muy útil para la fabricación de cajas de tráiler, convertidores catalíticos o silenciadores para vehículos.

Acero inoxidable austenítico

En cuanto al acero austenítico, la composición de cromo de este material varía entre un 16% y un 26%. Por su parte, presenta un porcentaje muy bajo de carbono, entre un 0,03% y un 0,08%. En este tipo de aleaciones, se suelen añadir otros elementos como níquel, nitrógeno o manganeso. El acero inoxidable austenítico tiene grandes cualidades, entre las que destaca su excelente resistencia a la corrosión y soldabilidad, así como su alto valor higiénico. Se endurecen por trabajo en frío, y no térmico, ni es magnético. Los aceros austeníticos más comunes son el 301, 303, 304, 309, 310, 316 y 321.

Usos del acero inoxidable austenítico

Los aceros austeníticos tienen diferentes usos. Por ejemplo, el 309, gracias a su alta resistencia, se usan para turbinas de gas, intercambiadores de calor o calentadores de aire. Por otro lado, el 301 se utiliza para adornos arquitectónicos y el 304 para equipo de hospitales, accesorios para aviones o equipos químicos.

Acero inoxidable dúplex

Este tipo de acero inoxidable también es conocido como austenítico-ferrítico, teniendo una composición de entre un 18% y un 26% de cromo y entre un 4,5% y un 6,5% de níquel, además de otros elementos como el nitrógeno, molibdeno o cobre. Con la misma proporción de ferritos y austenitas, crean una microestructura doble que le proporciona una alta resistencia a la fractura de corrosión, pero es que además le permite tener una mejor soldabilidad. De igual manera, son magnéticos, pero no se pueden endurecer por tratamiento  térmico.

Acero inoxidable endurecible por precipitación

Este tipo de acero inoxidable surge de fundición y forjado para formar una aleación alternativa al acero austenítico para mejorar sus características y propiedades. Este tipo de aleación es de cromo, hierro y níquel, mediante la cual se permite una mayor resistencia mecánica, tanto a la corrosión, como a las temperaturas ambientes y elevadas.

Como has podido observar, cada tipo guarda una serie de propiedades que le hacen óptimo para una serie de usos. Y es que este tipo de material está en tantos elementos que le hace imprescindible para nuestro desarrollo, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies