El proceso de fabricación del acero inoxidable

caldereria
Calderería: qué es, usos industriales y ejemplos de arquitectura
15 octubre, 2018
expositores acero inoxidable tienda
Cualidades de los expositores de acero inoxidable para tiendas
20 diciembre, 2018
Show all
proceso fabricacion acero inoxidable

Como bien sabéis, el acero inoxidable es nuestra especialidad. Un material perfecto para crear estructuras duraderas y que no se corroan. Ya os explicamos en este post sobre los tipos y clasificación de los aceros inoxidables que es su composición la que repara automáticamente el material, tras sufrir algún daño. Por eso, es el material perfecto para productos industriales o caseros.

Pues bien, en el post de hoy nos vamos a centrar en el proceso de fabricación del acero inoxidable. De esta manera, podréis ver cómo se consigue realizar piezas que posteriormente conformarán el acero inoxidable. Así, vamos a ver las distintas etapas de este proceso, de manera pormenorizada. ¿Preparados?

Cómo se fabrica el acero inoxidable, paso a paso

Ahora, vamos a ver cada uno de los pasos que se siguen a la hora de fabricar el acero inoxidable.

Selección para la fundición

El primer paso en la fabricación del acero inoxidable es, precisamente, obtener el material con la composición química del mismo. Es más, se trata del proceso en el que se determinará la calidad del acero inoxidable. Aquí, es donde se recopilan los componentes como el propio acero, el cromo, el níquel o el manganeso

Acería

Posteriormente, todos estos componentes se funden en un horno eléctrico, en un proceso conocido como acería. Mediante este fundido, se obtiene una mezcla líquida que es con la que se comenzará a trabajar para darle forma al material.

Soplado de oxígeno

El acero líquido es traspasado a un convertidor y donde se realiza un soplado de oxígeno y gas inerte, consiguiendo de esta manera crear una aleación más afinada, corroborando en todo momento, mediante el análisis de muestras, el componente químico de la aleación resultante.

Eliminación de partículas sobrantes

Dentro de este proceso, donde se ha obtenido un caldo de la mezcla, se procede a colar el material para conseguir separar aquellas partículas sobrantes, la cual se denomina escoria.

Solidificación

El acero resultante se solidifica en grandes cantidades y es inspeccionada para corroborar que cumple con todos los requisitos.

Laminación en Caliente

Una vez solidificado, se introduce el material en el horno a alta temperaturas, aprovechando la mayor ductilidad del acero inoxidable a elevadas temperaturas para darle el grosor y anchura que se desee, colocándose en desbastes rectangulares, planchas o palanquillas.

Laminación en Frío

Mediante un sistema de duchas, se procede al enfriamiento de las láminas y se procede a obtener el espesor y diámetro final del acero inoxidable, con el objetivo de perder la ductilidad del metal y según los requerimientos del cliente.

Recocido

Con el material resultante, se procede a recocer las láminas, sometiéndoles de nuevo a un tratamiento de alta temperatura para posteriormente proceder a un enfriamiento controlado. Una vez conseguido el aspecto habitual del acero inoxidable, se procede a su decapado.

Acabados

El acero inoxidable final dependerá de qué es lo que se busca. Así, se procede a realizar un acabado en mate o brillante.

Con todo ello, podéis comprobar que se trata de un complejo proceso, pero el resultado bien merece la pena. Un material que no se corroe y que dura con el tiempo, perfecto para numerosas utilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies